Construida hace más de 100 años, su portón de hierro a la calle con entrada para carruajes que recuerda otras formas de vida y costumbres. Muros de 30 y 40 cm de espesor con morteros de tierra, bovedillas con vigas de madera, pisos de cerámica roja y carpinterías de madera. Si bien la casa se encontraba con gran parte de su identidad, tuvo algunas intervenciones anteriores realizadas sin respetar el lenguaje original de la casa y varias décadas de falta de mantenimiento y deterioro. La intervención de la casa contempló un sector para acceder a la planta en la que un salón fue transformado en la habitación principal con baño en suite y un pequeño ofice. Se eligieron como material de terminación el cemento alisado, madera y cerámicos tipo calcáro. Se adecuó parte de la instalación eléctrica e instalación sanitaria. Se reacondicionaron muros y la casa pudo comenzar a ser disfrutada como antaño.

Escaleras al cielo

© 2020 adarq.com.ar

icono whattsap.png