CON EL CORONAVIRUS CRECE EL HOME OFFICE

Actualizado: jun 26


TRABAJAR EN CASA, la tendencia que llegó para quedarse. Durante la década pasada proliferaron los modelos de oficina abiertos, que seguían el camino que marcaban algunas empresas de informática donde la cantidad de comodidades invitaban al trabajador calificado a quedarse la mayor cantidad de tiempo posible con el objeto de incrementar la productividad. Máquinas expendedoras de golosinas, cafeteras, mesas de ping-pong, hamacas, espacios de relajación.

Todo lo que fuera necesario para hacer que el espacio de trabajo se pareciera cada vez más al hogar.

Pero al mismo tiempo que la experiencia en la oficina se asemejaba cada vez más a estar en casa, el teletrabajo iba en aumento. El "teletrabajo" (del inglés "telecommute") no es más que "trabajar en casa" y se trata de una tendencia creciente favorecida por los avances tecnológicos y que, debido a la actual reclusión domiciliaria, se ha disparado. 

Aunque muchas ocupaciones venían ya experimentando con el trabajo remoto (sobre todo el sector informático) desde hace tiempo, otros se han visto forzados a migrar a esta modalidad sin tener experiencia previa. A pesar de los inevitables ajustes a realizar ante esta nueva realidad, donde el tiempo laboral se solapa con la vida doméstica, trabajar en casa tiene múltiples ventajas. La mayor de ellas es no tener que viajar al trabajo.

No viajar al trabajo reduce el estrés, evita tener importantes pérdidas de tiempo y reduce la emisión de gases de efecto invernadero.

Trabajar en casa trae beneficios para el planeta también. Otra ventaja relevante es la flexibilidad. Casi el 80% de los trabajadores encuestados no cambiarían de empleo si se les permitiera cumplir con un horario flexible.

Una vez superada la pandemia, el teletrabajo seguirá creciendo. La cantidad de personas que trabajan desde su hogar aumentó un 140% desde 2005. Las pequeñas empresas tienen preferencia por contratar a gente que trabaje desde su casa. Se estima que antes de finalizar esta década casi tres cuartos de la fuerza laboral cumplirá con sus tareas desde el hogar, total o parcialmente.

Entonces, ante esta inevitable y creciente tendencia, van una serie de recomendaciones para el trabajo desde casa sea agradable:

1. TECNOLOGÍA. Por supuesto, contar con una conexión que funcione bien, una computadora decente y, en el mejor de los casos, una cámara web y unos buenos micrófonos, puesto que los de la portátil no suelen ser suficientes. Si buscás unos buenos consejos para elegir tecnología, te sugerimos este video.

2. RUTINA. A pesar de estar en casa, es conveniente mantener una rutina que ayude a ordenar las actividades. Hacer un listado de tareas es muy útil al momento de administrar el tiempo. Por supuesto, tampoco se deben eliminar los descansos. Nosotros recomendamos la "Técnica Pomodoro" que consiste en realizar una tarea durante 25 minutos seguidos y luego tomarse una pausa de otros 5. Repetir cuatro veces más este ciclo de media hora (habrán pasado dos horas) para luego tomarse una pausa más larga.


3. PRIVACIDAD. Tal vez, el punto más importante. Si se convive con la familia (cualquiera sea la cantidad de integrantes) deben saber que, aunque se esté en casa, se está trabajando. Se debe establecer un contrato por medio del cual, mientras se está trabajando, no se realizan tareas domésticas, no se atiende el teléfono, no se sale de compras y no se juega. Se deben eliminar distracciones para favorecer la concentración y mantener el rendimiento. La familia debe entenderlo. Y, si, posiblemente sea lo más difícil de lograr.

4. ESPACIO DE TRABAJO. Este punto está ligado al anterior, puesto que contar con un lugar donde poder realizar exclusivamente tareas laborales será de gran ayuda para mantener la privacidad, eliminar distracciones, favorecer la concentración y elevar el rendimiento.



Debe estar bien iluminado

Preferentemente con luz natural difusa (no directa) que permita ver la pantalla con claridad, que evite reflejos y que permita que te vean si estás en una telecoferencia.


La postura al trabajar

Tanto la silla como la postura deben ser cómodas ya que, a la larga, la incomodidad puede traer problemas en los hombros, en la cintura o en las muñecas. Si no pueden lograrlo, tengan, al menos, el teléfono de un buen fisioterapeuta.

Todo al alcance de la mano

Debe tener todo lo necesario para trabajar al alcance de la mano, ya sea en estantes, cajoneras o bandejas. Se pierde mucho tiempo yendo a buscar algo y luego otra cosa a cada uno de los rincones de la casa.

Limpieza de superficies y luminosidad

A espaldas del puesto de trabajo debe haber una superficie limpia y neutra, puesto que será lo que vean las personas con quienes se tenga una teleconferencia. Evitar puertas por donde pueda entrar algún miembro familiar, ventanas que dejen pasar mucha luz o lugares que estén muy desordenados.

Cuidar el aspecto personal

No hay que olvidar que, aunque se esté en casa, hay que estar totalmente vestido. El trabajo sigue siendo el trabajo.


ASESORAMIENTO.

Recordá que podés consultar a profesionales de la organización del espacio si necesitás adaptar algún lugar de tu vivienda para transformarlo en un lugar de trabajo confortable. El trabajo en casa llegó para quedarse.


Esperamos estas ideas te hayan sido útiles


Sigue nuestro Blog



© 2020 adarq.com.ar

icono whattsap.png